Skip to content

Burbujas a punto de explotar.

13 junio, 2011

Dicen que el hombre es capaz de tropezar tres veces sobre la misma piedra. Curiosamente, tres años después del estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos que desató la crisis de las tóxicas hipotecas subprime y puso contra las cuerdas al sistema capitalista, el crecimiento desorbitado vuelve a hacer acto de presencia en los sectores más variopintos.

Desde la educación universitaria a este lado del Atlántico hasta el mercado de vivienda chino pasando, incluso, por el propio término “burbuja”, que también ha sufrido un auge durante los últimos cinco años.

Según la revista New York, la madre de todas las burbujas tiene nombre de compañía tecnológica y no, no es Facebook. Groupon, la red online de cupones descuento, ha visto como su valor se ha incrementado un 1.400% desde abril de 2010. La compañía de Chicago consiguió ingresos de 760 millones de dólares en 2010, sin embargo a día de hoy se especula con que la empresa debutará en bolsa a un precio diez veces mayor que los 1.300 millones de dólares que se supone costaba la entidad el año pasado.

No debemos olvidar que Groupon recaudó 4,8 millones de dólares en financiación a mediados de 2008 y comenzó a operar en noviembre de ese mismo año. En 2010 anunció una inversión que valoró la compañía en 1.300 millones de dólares y poco más tarde la compañía rechazó una oferta de compra por parte de Google de 6.000 millones de dólares. Groupon prepara una oferta pública inicial que podría superar los 25.000 millones de dólares, es decir, mucho mayor que la salida a bolsa de Google en 2004.

Burbuja 2.0

Sin salir de Silicon Valley, la próxima burbuja que flota en la bañera de la economía mundial llega de la mano de las redes sociales (Facebook, LinkedIn, y Zynga) cuyas valuaciones se han disparado un 450% desde que comenzaran a cotizar en plataformas privadas y justo antes de que LinkedIn se estrenará sobre el parqué de la New York Stock Exchange.

Al fin y al cabo, no debemos olvidar que Facebook, la red social fundada por Mark Zuckerberg en 2004 ya rechazó una oferta de compra de 1.000 millones de dólares por parte de Yahoo en 2006 a pesar de que los ingresos anuales por aquel entonces no alcanzaban los 100 millones de dólares. En 2009, la red social ya ingresaba entre 700 millones y 800 millones de dólares al año y, en 2010, la compañía anunció que había superado los 500 millones de usuarios. Hoy en día, el valor de Facebook podría alcanzar los 75.000 millones de dólares, es decir, su valor de mercado superaría al de compañías como Disney.

Metales raros

Fuera del sector tecnológico y la burbuja 2.0 tenemos a otro foco de preocupación: los metales raros de la tierra empleados en productos tecnológicos como los iPods. Este sector se ha revalorizado un 330% anual desde 2004. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, los temores de que China pueda reducir su producción ha disparado aún más los precios durante los últimos meses. Cabe recordar que el gigante asiático controla el 95% de este mercado y en julio de 2010 del año pasado, Pekín anunció la reducción de sus exportaciones de este tipo de metales de un 72%.

Siguiendo con los metales, pero esta vez preciosos, hemos visto como la onza de plata se ha revalorizado un 74% anual mientras que el oro continúa su particular escalada, con una revalorización anual del 45% desde 2001, y algunos gurús afirmando que podría seguir disparado.

Universidad y mercado inmobiliario chino

Cursar estudios universitarios en EEUU se ha convertido en un lujo que no todo el mundo puede permitirse. De hecho, el coste se ha revalorizado un 30% anual durante las últimas tres décadas. Cuando un estadounidense consigue graduarse su deuda puede llegar a ascender a cientos de miles de dólares por lo que su entrada en el círculo vicioso del sistema crediticio norteamericano está garantizado. Por otro lado, los precios inmobiliarios en China también preocupan a más de uno, especialmente después del sabor amargo dejado por la crisis subprime en EEUU.

El coste de la vivienda en el gigante asiático ha crecido a un ritmo anual del 35% desde 2007, algo que indica que el mercado podría estar hinchado de forma artificial, ya que varios análisis apuntan que existen cerca de 64 millones de apartamentos desocupados en el país.

¿Bubble o burbuja?

Por último, hasta el término bubble (burbuja en inglés) está de moda desde 2004. Desde entonces, según Google Trends, el tráfico de búsquedas para dicho término se ha incrementado casi un 150%, lo que indica que cada vez más usuarios intentan comprender la diferencia entre el crecimiento económico y empresarial orgánico y el artificial.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: