Skip to content

Recomendaciones para iniciar 2015 con buen pie en sus finanzas personales

13 enero, 2015

1.- Ponga en orden sus cuentas. Haga una revisión de sus ingresos  y egresos estimados para este año. Incluya su salario, pagos extra como vacaciones o utilidades. Puede proyectar un presupuesto anual y partir de allí hacer uno mensual.

2.- Propóngase un plan de pago de deuda o una estrategia de endeudamiento. Es un buen momento para pasar revista a los pagos pendientes.

Hay varias estrategias para cancelar deudas dependiendo del tipo. De prioridad a las que generan altos intereses como las de tarjetas de crédito. Una forma es pagar más del mínimo en cada una de las tarjetas y empezar por liquidar la deuda más pequeña. Lo ideal es que disponer una parte de sus ingresos para cancelar las deudas o  disminuirlas lo más que pueda.

Si su nivel de deuda es bajo (menor a 30% de sus ingresos mensuales) usted puede evaluar su estrategia de endeudamiento. Los analistas estiman que la inflación en el país seguirá alta y mientras las tasas de interés estén por debajo de esta, será una opción endeudarse. Tome en cuenta que adquirir estas deudas requieren una planificación de pago, así como usarla para adquirir bienes durables que necesite o como apalancamiento para inversiones productivas.

3.- Evalúe su forma de gastar. Analice sus gastos habituales y clasifíquelos en necesarios e innecesarios. Al comienzo tal vez piense que todos sus gastos son necesarios, pero dispóngase durante un mes a recopilar las facturas de los gastos o tomar nota de cada cosa que compras desde un café hasta una prenda de vestir y deduzca de allí cuáles son imprescindibles y cuáles no. A través de esta calculadora puede tener una idea de cuánto le cuestan esos pequeños gastos que parecen insignificantes.

4.- Planifique los gastos mayores y prevea el origen de los recursos. Existen gastos que se repiten todos los años (la inscripción en el colegio, la cuota del seguro del carro, el ISLR). Calendario en mano, calcule estos gastos y haga un plan para enfrentarlos de manera que no le tomen por sorpresa. Una forma es fijar un monto mensual de ahorro para estos gastos, que si bien no lo cubrirán por completo, pueden ayudar a suavizar el impacto.

5.- Aplique pequeñas medidas de ahorro o reducción de gastos. Hay dicho que dice “Dios está en los detalles” y a veces el ahorro también. Procure encontrar esos pequeños huecos por donde se puede estar yendo el dinero. Por ejemplo, recicle hojas de papel para hacer pequeñas libretas o imprimir por el lado no usado. También es ahorrativo fijarse topes en el consumo telefónico (casa o celular), electricidad, TV, entre otros

6.- Ahorre para emergencias. Mucho se comenta del contexto económico nacional y lo difícil que es rendir el dinero. Sin embargo, los expertos recomiendan tener un dinero apartado, en una cuenta bancaria preferiblemente, que aunque los intereses no estén por encima de la inflación, resultarán un apoyo al momento de alguna necesidad no esperada. Incluso este dinero le puede ser útil en el escenario de que se quede sin empleo o que uno de sus familiares le ocurra.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: